Porque dando, es cómo recibimos…

El fin de año siempre me hace reflexionar en cómo estoy haciendo las cosas, qué tanto he cumplido los propósitos que me puse en enero o incluso los que repasé a fin de año. Diciembre, y en particular Navidad, nos hacen estar más sensibles de lo normal, muy atentos de los regalos que van y vienen de casa en casa, de mano en mano, las compras que no terminan y las incontables visitas al centro comercial, pero me pregunto, qué tan conscientes estamos de cómo nos estamos dando a los demás? El último trimestre del año siempre es más agitado de lo normal, estamos en la recta final, la corredera de las vacaciones, el tráfico y todos pedimos una pausa del ciclo anual.

Estos últimos tres meses decidí involucrarme de lleno en apoyar el proyecto social que promueve “Scott Más Higiene” junto a Water For People, -una fundación que lleva proyectos de saneamiento a diferentes municipios del país y del mundo- y me tocó la conciencia profundamente cuando leí una de las estadísticas que la mayoría de guatemaltecos desconocemos:

“El 51% de los habitantes en zonas rurales carecen de acceso a baños en condiciones sanitarias aceptables, mientras que el 13% de la población de estas regiones no accede a agua potable.”


Decidí unirme y apoyar la campaña porque sentía que algo le faltaba a mi razón de comunicar, bloguear, escribir… respondiéndome a la pregunta “Cómo me estoy dando a los demás?”, sobre todo después de las incontables oportunidades que recibimos a diario, que por mucho que parezcan básicas, son aquellas que para otros se llaman privilegios.

En esta Navidad seamos más conscientes de cómo nos estamos dando a los demás, más de lo que estamos dando o recibiendo de los demás, a veces los que más necesitan son los que menos reciben, y cambiando esta perspectiva es como podemos hacer que pequeñas acciones generen gran impacto en los demás.

Recuerdo hace años haber conocido el lema “Que empiece por mí” y así es como muchas veces me animo a dar el paso en hacer este tipo de apoyo. Que empiece por mí el cambio, la ayuda, la generosidad, el entusiasmo para ayudar a los que más lo necesitan de verdad.

¿Cómo puedo darme a los que más lo necesitan? Sé que el tiempo es lo que más cuesta en estas fechas y época del año, pero con acciones tan simples, como comprando en cualquier tienda Paiz o Walmart la edición especial de Scott Más Higiene, parte de los fondos irán destinados a Water For People para que más niños de áreas marginales puedan tener acceso a una higiene y sanitización digna en donde viven.

Apoyando e involucrándonos en proyectos existentes y sostenibles, es cómo podemos empezar a hacer algo para ver la diferencia, y así es cómo dando, recibimos de vuelta lo más grande: la generosidad.