Hace unas semanas me di cuenta que la gorra de natación de mi hija pequeña y los lentes de agua le quedaban un poco más ajustados de lo normal, obviamente ella creció y era tiempo de hacer un upgrade a sus 5 añitos de edad, así que me fui a SIMAN a buscar el reemplazo pero cuando llegué a comprarlos, me di cuenta que ahora venden gorras de tela y silicón, y no supe por qué decidirme, se me ocurrió hacer uno de esos “polls” en mi cuenta de Instagram: @mundo_de_mama y ahí recibí más respuestas de las esperadas para aclarar todas mis dudas.

¿Gorra de silicón o gorra de tela? era la pregunta y entre todas las respuestas que recibí encontré que cada una tiene un propósito distinto, que cada una cumple su función según los gustos y necesidades de cada persona, así que compré las dos y decidí hacerles este review con lo que comprobé que me habían dicho, y por supuesto, con la opinión de quién la iba a usar… la Tuki.

La gorra de silicona es más ajustada, repele el agua y se seca de inmediato.

Gorra de silicón: PROS

  • El pelo no se moja tanto, por lo tanto no se dañará tanto por el contacto de aguas tratadas con cloro si fuera el caso en la piscina
  • Las orejas quedan parcialmente cubiertas, por lo que resulta perfecta para protegerlas del agua
  • Se seca inmediatamente y no retiene humedad, no tiene olor
  • Es completamente ajustada a la cabeza de cada niño según su fisonomía
  • Es antideslizante durante el momento de la nadada, no se va aflojando con el uso
  • El precio es más bajo en comparación a la de tela

Gorra de silicón: CONS

  • Tiene cierto nivel de complicación para ponerla en la cabeza de alguien más, sobre todo la de un niño, que no la sujeta con firmeza
  • Inevitablemente jala el pelo al momento de ponerla o quitarla

 

Ahora analicemos la otra…

La gorra de tela es visiblemente más floja, lo que permite que entre el agua y moje por completo el pelo.

Gorra de tela: PROS

  • Es fácil de poner y quitar de cualquier fisonomía de cabeza
  • No jala el pelo al momento de ponerla o quitarla

Gorra de tela: CONS

  • No se ajusta a la fisonomía de cada cabeza, por lo regular queda floja y puede hasta caerse a media práctica de natación
  • El precio es más alto que la de silicona
  • El pelo se moja por completo dentro de la gorra
  • No recubre las orejas del niño
  • Se mantiene húmeda, no puede secarse inmediatamente después del uso

 

Básicamente estas son las comparaciones en que coincidimos con quienes respondieron al poll, que con la experiencia de uso pude validar cada uno de los puntos mientras ella las usaba.

Si tú tienes la misma pregunta, espero que te sirva este post, tanto como a mí. Mi conclusión es notoria, a pesar de los jalones de pelo -que puedo evitar siendo cuidadosa al ponerla-, prefiero al final de todo, la gorra de silicón.

-N-