He tratado de apoyarme en la lectura, desde los cuidados de los bebés, disciplina, autoestima, bullying, hasta temas como la educación sexual, el manejo de la culpa, repetición de patrones, etc… porque llega un punto en que los consejos no son suficientes .

Siempre he pensado que ser mamá y papá es uno de los retos más grandes sobre la tierra, es algo a lo que respondemos por puro instinto, difícilmente sabemos si lo estamos haciendo bien o mal y los frutos o fracasos sólo se ven con el tiempo. Cuando decidí ser mamá no sabía a lo que iba, no es para nada lo mismo ser hija que mamá.

Los hijos no llegan al mundo con un manual bajo el brazo, la mayoría de veces actuamos por intuición, instinto, respuesta, referencia, consejo o sugerencia… pero difícilmente hacemos las cosas porque sepamos hacerlas desde el principio como expertas en el tema -cosa que vamos logrando tal vez un poquito con el segundo hijo- y aún así no sabremos si lo estamos haciendo bien, y en mi caso, un montón de errores se me van.

Hagamos la cosas como las hagamos, siempre habrá personas que las aprueben y quiénes las critiquen, así es la maternidad… Siendo mamás siempre tratamos de dar lo mejor de nosotras mismas, y aunque esto sea un hecho -para cada una en su propio núcleo-, siempre habrán hijos que reclamarán algo que no les gustó acerca de la forma en que éstos fueron criados -lo veo a nuestra edad con nuestros papás-, tengo que admitir que esta parte me da mucho miedo pero no lo sabré sino hasta que mis hijas crezcan y ellas mismas me lo hagan saber si fuera el caso.

He aceptado que no sé ni la mitad del camino que me falta por recorrer, todos los días soy ignorante en algo y por eso me apoyo mucho en la lectura.

Para mitigar ese sentimiento de ignorancia y que muchas veces no me fluye la iniciativa maternal -y menos en etapas críticas como la disciplina y las nuevas etapas por descubrir donde no sé ni por dónde empezar- he tratado de apoyarme en la lectura, desde los cuidados de los bebés, disciplina, autoestima, bullying, hasta temas como la educación sexual, el manejo de la culpa, repetición de patrones, etc… porque llega un punto en que los consejos no son suficientes y es necesaria una guía más sólida para saber qué hacer en qué etapa o situación que estamos viviendo con nuestros hijos.

He aceptado que no sé ni la mitad del camino que me falta por recorrer, todos los días soy ignorante en algo y por eso me apoyo mucho en la lectura, no quiero parecer una persona “by the book” pero a ratos me siento segura así, guiada, y por esto les comparto un breve listado de los libros que a mí como mamá me han servido para sentirme más segura en mis decisiones tomadas en mi rol de mamá:

Muchos de los libros listados los pueden encontrar en Artemis Libros o en Amazon.
  1. Situaciones cotidianas de 0 a 6 años / Teresa Artola / Editorial Hacer Familia
  2. The Happiest Baby on the Block / Harvey Karp
  3. 1-2-3 Magia / Thomas Phelan y Tracy Lewis
  4. Disciplina sin gritos ni palmadas / Jerry Wyckoff y Bárbara Unell / Editorial Norma
  5. Tu hijo, tu espejo / Martha Alicia Chávez / Editorial Grijalbo
  6. Tu hija de 8 a 9 años / Isabel Torres Moliner / Editorial Hacer Familia
  7. Por favor, háblame de amor / Inés Pélissié / Editorial Palabra
  8. Cuando los hijos mandan / Josefina Vásquez / Editorial Grijalbo
  9. Los hijos tiranos / Vicente Garrido Genovés / Editorial Ariel
  10. Cómo criar a la hijas / James Dobson / Editorial Tyndale
  11. Disciplina inteligente / Vidal Schmill / Editorial PEA
  12. Bullying y abuso infantil / Tere Vale / Planeta

* La mayoría los encuentran en Artemis Libros o en Amazon.

 

Quisiera contarles un resumen de cada uno pero algunos ni yo he empezado a leerlos, otros me gustaron tanto que subrayé varias páginas y otros son tan complejos que este post no terminaría nunca. También quisiera garantizarles que así las cosas no tendrán margen de error pero sería mentirles y contarles de una vida utópica que no existe. Ser mamá es equivocarse, probar de nuevo, acertar o de nuevo fracasar, no podemos criar hijos perfectos, son y somos seres humanos y nuestra capacidad de aprendizaje está en las veces que nos hemos caído, por eso es que nunca dejamos de aprender.

Espero estos libros les ayuden bastante como a mí, y que antes que señalemos a otra mamá pensemos, nadie sabe las luchas internas que ella tiene para criar a sus hijos, aunque en las fotos la vida se mire “perfecta”, la vida tiene sus momentos difíciles para atesorar los felices.

-N-