El filtro protector solar debe aplicarse todo el año, a toda edad.

Casi siempre asociamos el filtro protector solar y la loción para bronceado con lugares como la playa, el trópico, arena, mar, piscina… sin darnos cuenta que la protección solar debe ser un hábito que debe ponerse en práctica diariamente desde donde sea que estemos.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y probablemente al que menos cuidado y atención le damos cuando se trata de exposición solar, nos preocupa más si tenemos signos visibles de la edad, ojeras o fatiga en el rostro antes que estar pendientes de las causas más comunes del daño de la piel en general:

  1. El bronceado constante
  2. Las quemaduras por exposición al sol
  3. El cáncer de piel
  4. El foto envejecimiento
A los niños no les gusta interrumpir el juego por aplicarse filtro protector solar, por eso prefiero la presentación de Coppertone en spray.

Para evitar el daño de la piel del rostro, es indispensable llevar una rutina de cuidado con cierta disciplina, esta rutina no solo comprende seguir los pasos básicos de lavado + tonificante + hidratación, sino además la aplicación constante y rigurosa de un bloqueador solar como Coppertone en el rostro y cuerpo cada mañana antes de aplicar cualquier producto cosmético.

En cuanto a la piel del cuerpo, solo nos enfocamos en la hidratación de los brazos cuando éstos, junto al cuello y el escote, son las zonas de mayor exposición solar y que menos atención se les pone en los años de la juventud y adultez de la persona.

Recuerdo haber crecido de niña pasando las vacaciones en la playa, nos encantaba ir con mis papás y tengo en mi memoria el recuerdo de aplicarnos el Coppertone cada vez que íbamos al mar o a la piscina -el olor es inconfundible-, pero por alguna razón todos los papás dejamos el hábito de aplicar el bloqueador cuando nuestros hijos comienzan a crecer, creemos que ya no es necesario en los años próximos y nos acostumbramos equivocadamente a no aplicárnoslo.

El otro día me escuché estos alarmantes datos que me hicieron hacer conciencia sobre la importancia del uso de un filtro protector contra los rayos solares: “Según estadísticas de la Liga Nacional Contra el Cáncer en Guatemala, el cáncer de piel es el tercer cáncer que más ataca tanto a mujeres como a hombres. Según la Sociedad Americana de Cáncer durante el 2017 serán diagnosticados aproximadamente 87,110 nuevos casos de melanoma, alrededor de 52,170 en hombres y 34,940 en mujeres. Así bien esta misma organización apunta a que 1 de cada 200 hispanos puede desarrollar melanoma, el Cáncer de piel con mayores tasas de mortalidad.”

Sigue estos pasos para mantener una constante protección de los rayos del sol.

Así que si quieres evitar la aparición de cualquier tipo de cáncer de piel, empieza por seguir diariamente estos pasos:

  1. Asegúrate de aplicarte un bloqueador como Coppertone que tenga protección contra los rayos UVB -parcialmente absorbidos por la capa de ozono- y también contra los rayos UVA -mínimamente absorbidos por la capa de ozono-.
  2. Sigue rigurosamente el factor de protección solar -SPF- apropiado para tu tipo de piel. Entre más alto el número no significa que sea más fuerte, significa que te protege por más tiempo, sin embargo es conveniente re aplicarlo cada dos horas para asegurarte la protección prolongada.
  3. Si vas a sumergirte en agua, elige un bloqueador como el Coppertone que resiste la humedad hasta un máximo de 80 minutos, deberás aplicarte de nuevo la loción al paso de este periodo de tiempo.
  4. Protégete todos los días, no solo durante el verano, incluso a tempranas horas donde creemos que el sol aún no ha reflejado.
  5. Evita la exposición al sol en horas críticas entre 10 AM y 2 PM para evitar la exposición en el horario más intenso.

 

El bloqueador solar es tan indispensable para la piel como la hidratación, es la única forma de mantenerla saludable y evitar cualquier aparición de manchas, lunares o indicadores de una mala salud en este órgano.

Recuerda aplicarlo no sólo a los bebés y a los niños sino a toda la familia, desde los más pequeños hasta los más grandes y así podrás estar cómoda y protegida bajo el sol mientras evitas que tu piel sufra. Si crees tener algunas manchas o lunares, es recomendable que consultes con un dermatólogo.