Pesto de albahaca, mi favorito para tener en la refri y usarlo en varias recetas...
Pesto de albahaca, mi favorito para tener en la refri y usarlo en varias recetas…

Ayer compartí en mi Snapchat “mundodemama” el procedimiento de cómo hacer salsa Pesto y varias personas me pidieron a detalle los pasos para poderla hacerla también, así que como lo prometido es deuda, aquí les comparto la receta sencilla para prepararlo y conservarlo en casa.

Primero que nada, el Pesto puede hacerse con varios ingredientes a tu elección, pero yo en el jardín de mi casa tengo un pequeño huerto de condimentos para sazonar, y la albahaca es la más “agradecida” de todas, creció tanto que tuve que podarla y deshojarla una a una hasta juntarme con una gran bolsa de hojas; pero qué se hace con tanta albahaca?, pues pesto.

Pesto significa “machacar” en italiano y basado en esto, podemos hacerlo de varios ingredientes. Mi receta fácil es la siguiente:

  • Un puñado de hojas de albahaca limpia y desinfectada (yo soy la más emocionada de que sea la del jardín de mi casa pero puede ser de espinaca con pistacho, arúgula con menta, kale con perejil, tomate deshidratado…)
  • 1/2 taza de algún tipo de nuez o semilla, puede ser almendra, nogal, marañón, girasol, pistacho… (yo siempre elijo la almendra, le da un sabor dulce y contrarresta la acidez de la planta)
  • 1/2 taza de queso parmesano fresco y lo menos procesado posible
  • 1 diente de ajo pelado
  • aceite de oliva, lo suficiente para generar una consistencia cremosa y espesa
Los ingredientes del pesto varían según el gusto, yo prefiero hacerlo con almendra y albahaca
Los ingredientes del pesto varían según el gusto, yo prefiero hacerlo con almendra y albahaca

Para el procedimiento solo tienen que colocar todo en el procesador de alimentos, lo ponen a funcionar y van a ir logrando una consistencia pastosa, eso es el pesto, y lo pueden ir diluyendo con más aceite en caso lo sientan muy espeso.

Cuando tienen la consistencia deseada, lo guardan en frascos de vidrio para conserva, esto les dura casi 3 semanas o un mes en la refrigeradora y les servirá para varias recetas, yo lo uso para hacer pechugas de pollo rellenas con jamón y queso, para paninis de salami y queso, para pastas cortas y frías o incluso para los famosos espaguetis al pesto.

Provecho!

~N~