Home Embarazo y maternidad ¿Parto Natural o Cesárea?

¿Parto Natural o Cesárea?

Por: Ana Cruz

Para Mundo de Mamá

 

Quiero compartirles un artículo que escribí hace algunos meses cuando estaba embarazada. Creo que mi pensamiento refleja el de muchas mamás primerizas que están por dar a luz que viven debatiéndose entre las dos formas de parto. “¿Natural o cesárea?” es la pregunta que muchas embarazadas se deben estar haciendo en este momento. Acá les dejo mi reflexión al respecto. Espero que les guste y me puedan dar sus opiniones.

“Todo el tema del parto me tiene obsesionada. Me he vuelto un poco mono temática y le pregunto a cuanta madre me encuentro en el camino, si tuvo parto natural, si fue cesárea y si le dolió. He visto todas las temporadas de “Historia de un Bebé” y le pongo pausa al vídeo en la parte más crítica de la salida, el momento donde madre e hijo luchan por la vida, donde dejan de ser uno mismo para convertirse en dos seres independientes, ese momento mágico que toda embarazada se imagina y espera con ansiedad. Es en ese momento del video donde me hago mil preguntas, la más importante: “¿Qué se siente?”

Creo que el parto es una de esas sensaciones que no se pueden explicar, que varían mucho de persona a persona y que sólo se entiende hasta que se vive. Yo siempre fui de la mentalidad de que el parto debe ser natural, que el cuerpo de las mujeres está diseñado para tener bebés por la vagina, así es como tiene que ser. Sin embargo veo fotos, vídeos y no me explico todavía cómo hace un bebé para caber por ahí. Bueno, la naturaleza es sabia y creo que el hecho de tener un bebé de forma natural lo hace más especial, más romántico… más consciente… Pero, ¿qué pasa entonces con una cirugía de cesárea? es más frívolo, planificado y superficial? ¿Qué sienten las mamás que tienen una cesárea?

Hay muchas teorías de que las cesáreas se han convertido en un negocio para los médicos, porque implica una cirugía mayor y por lo tanto tiene un costo mucho más alto del cual ellos también se van a ver beneficiados. Incluso se habla de que los médicos imponen las cesáreas sin ser necesarias y las madres sin conocer del tema se confían de su médico ciegamente. Mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) exhorta que la utilización de las cesáreas no exceda el 15% de los nacimientos, las estadísticas señalan que cerca del 60% de los países a nivel mundial no cumplen con esto. En varios países de Latinoamérica, al igual que en Europa y en Estados Unidos la proporción de partos por cesáreas se encuentra entre 30% y 40%. Personalmente creo que  el dilema del parto natural radica más en las pacientes que en los médicos. El estilo de vida moderno ha hecho que muchas mujeres prefieran la cesárea por encima del parto normal por comodidad, por temor al dolor o por simple miedo de poner en riesgo a su bebé. Sin ir muy lejos está mi caso: Una cesárea programada porque mi bebé viene con el cordón umbilical enredado en su cuello y según los médicos es riesgoso practicar un parto vaginal en este caso.

Tengo que confesar que cuando me dieron la noticia de que sería cesárea, sentí en el fondo de mi corazón, un alivio. No tendría que pujar, no sentiría ningún tipo de dolor y no tendría que imaginarme mi cuerpo, así como el de esas mujeres de los vídeos. Podría ir a la peluquería un día antes y estar divina, no sudaría y no se me movería un pelo. Tendría clarísima la fecha de mi parto y podría prepararme psicológicamente para recibir a Martina. Allá, lejos se fue mi idea de parto natural y romántico, como el de las películas, ese donde uno suda, grita y puja hasta sacar el amor más grande del mundo.

Ahora pienso que sin importar la “técnica de extracción de bebé” que se utilice, no es menos madre la mujer que da a luz con cesárea. Al fin y al cabo están todos los elementos: mamá, bebé, felicidad y amor, sólo cambia la forma de salir.

No sé qué sentiré, pero por lo menos sí tengo una cosa clara, y es que sigo esperando a Martina con ansias locas y con todo mi corazón. Estoy feliz de poder recibir a mi chiquita por fin. También tengo la certeza de que nacerá un lunes 18 de julio a las 8:00 de la mañana, será cáncer y según los pronósticos del tiempo, llegará en un día de lluvia en la ciudad de Guatemala.”

 

Datos demográficos tomados de : http://www.inne-cesarea.org/que-es-inne-cesarea-org/