Por: Macarena Corlazzoli

Para Mundo de Mamá

 

De chicos mis padres viajaron a muchísimos lados con nosotros cuatro, recuerdo haber visitado grandes ciudades como Roma y París, ir al museo de Historia Natural en NY con mis hermanos, nunca recuerdo esos viajes como caóticos, pero seguro mis padres tienen otro punto de vista. Con el más grande de mis hijos hemos viajado ya unas cuantas veces, pero los cuatro juntos nos hemos aventurado únicamente a ir a la playa por una semana. Aquí les comparto algunos tips para viajar con niños:

 

  • Si vas a viajar en avión, no lleves más cosas que las que ustedes pueden llevar en la mano.  Asegúrense de que todo lo que pueden llevar entre la valija y bolso de mano, para tener las manos libres para sus hijos.  Las cunas – practicunas o pack and play, son pesadas, trata de pedir una prestada donde sea que estés viajando (algunos hoteles las ofrecen dentro de sus servicios).
  • Quédense en un solo hotel. Preparen su viaje alrededor de pocos hoteles o pocas ciudades, ya que viajar  suele ser la parte más estresante del viaje.  Es bueno darles a los niños una pequeña rutina en medio del caos.
  • Pidan un cuarto con vista. Cuando los chicos son pequeños se pasan algunas horas en la habitación.  Piensen en alquilar apartamentos pequeños con mas habitaciones, así no se sienten tan encerrados.
  • Acóplense a los horarios.  Las siestas y la ida a dormir temprano son un fastidio, pero usen el tiempo a su ventaja.  Tomen turnos con su pareja para explorar la ciudad apenas los chicos se hayan acostado y traigan unas golosinas o la cena para el que se quedó cuidando de los niños.  Si los niños se despiertan temprano, aprovechen a descubrir parques en horas tranquilas.
  • Museos y monumentos que sean “Kid Friendly”.  La mayoría de museos grandes de arte tienen actividades programadas para niños y son a prueba de niños para que puedan correr dentro de lo razonable.  Si los niños no están muy interesados, tomen turnos para que vean una película corta en el iPad, mientras el otro disfrute del museo.  Leí un consejo que no lo he puesto en practica, “ir a la tienda del museo antes”, comprar algunas postales y luego tratar de encontrarlas en la exhibición, me parece estupendo como idea.
  • Mezclar actividades.  Ellos están de vacaciones también.  Por lo tanto elijan actividades para adultos y a continuación una actividad específica para los niños como ir a un parque, el carrusel o la tienda de juguetes.  Algunas actividades encajan en las dos categorías como comer un helado o un paseo en carroza.  Lo importante es hacer que todo suene con mucho entusiasmo para los niños.
  • Cuando todo lo demás falla, tomen un taxi.   En NY o Bruselas por ejemplo, no todas las estaciones de metro tienen ascensor para subir con el cochecito del bebé, esto puede ser frustrante al final del día, pero para mejorar el humor y ahorrar un colapso de los chiquitos, tenga en consideración usar el taxi de vez en cuando.
  • Rompan la rutina del sueño algunas veces durante el viaje.  Todo el mundo está feliz cuando es un horario de sueño bastante establecido en una rutina.  Sin embargo, recuerdo una salida en la noche a comer pizza con el mayor que tenía un año y poco, y mi sobrina de siete meses en un viaje a NY, tomaron un segundo aire y fue una noche bastante divertida para ellos.

Estos son mis tips, pero me encantaría conocer los suyos para viajar con niños!

Artículo anteriorBebés: Preparando y Almacenando Compotas Hechas En Casa
Artículo siguienteNo, no, no, no, no!
Macarena Corlazzoli, de origen italiano-uruguayo, casada con un guatemalteco y geógrafa de corazón. Es mamá de un pequeño de casi 3 años y una bebé prematura. Trabaja a medio tiempo en temas de política pública relacionados con temas estadísticos, geográficos, catastrales e imágenes satelitales, imparte clases en la universidad y el resto de tiempo se la pasa entre fisioterapias para su hija pequeña que ya cumplió un año, o persiguiendo a su hijo mayor. Desde que es madre, entre las siestas de los niños y las cortas noches, se ha impregnado en el mundo de los blogs, la fotografía, Pinterest e imaginariamente le encantaría coser vestidos, rehacer cada rincón de la casa, estudiar diseño y decorar divinas tortas. Le encanta viajar por el mundo, visitar a sus hermanos y amigos repartidos en las cuatro esquinas del mundo, leer libros de cocina, bailar, hablar fuerte y ser franca.

Comments

  1. Algo que me functiona para viajar con mi chiquita es tratar de programar los vuelos en las horas de su siesta o recorrer su siesta para la hora del vuelo 😉