Mitos y leyendas de las abuelas, rumores, cuentos caseros… quién sabe si son o no ciertos, pero lo que sí sabemos es que nos divertimos cuando los recordamos y hacemos las pruebas.

Te ha pasado que vas caminando con tu gran pancita de embarazada y de repente se te acerca una persona adulta y te dice: “Será hombre, porque la forma de su panza es picuda, recogida y aún conserva su cintura”. Muchas veces logran acertar y otras no, todo porque hace muchos años atrás nuestras abuelas y la gente mayor ha comprobado muchas teorías acerca de la predicción del sexo de los bebés que esperamos, la ciencia hoy se niega a darles su reconocimiento porque no existen pruebas que lo validen, así que preferimos darles el beneficio de la duda. ¿Quieres conocerlas?:

1. La posición para dormir:
Presta atención en qué dirección te encuentras recostada en la cama esta noche. Si prefieres dormir sobre el lado izquierdo, tendrás un niño. Si es sobre el lado derecho, estás embarazada de una niña.

2. Malestar estomacal:
Las niñas pequeñas no siempre son dulces. Las náuseas significan que estás esperando una niña.

3. Manos secas y suaves:
Si mantienes tus manos secas, va a ser un niño. Si mantienes las manos suaves, será una niña.

4. Antojos por ciertos alimentos:
Si te mantienes con antojos por lo cítrico, se supone que esperas una niña.

5. Acné de adulto:
Las hormonas alteran tu piel, y el manifestar acné pareciera que esperas a una mujer.

6. Gracias o torpezas:
Si te pasa que cometes torpezas continuamente como botar el agua, la comida, etc, esperas un hombre.

7. Cara redonda, cara alargada:
Si tu cara se va llenando, la nariz se te ensancha y sientes que tu rostro se convierte en redondo, significa que esperas una niña; si se te alarga, esperas un hombre.

8. Antojos por comida dulce y condimentada:
El gusto por la sal, papas fritas, palomitas de maíz… pueden ser señales de que un niño viene en camini. Necesitas comer dulces como helados, chocolate, pasteles… puede que esperes una niña.

9. Cambios de humor:
Si estás experimentando cambios de humor repentinos, es probable que esperes una niña.

10. Redondo o picudo vientre de embarazada:
Si tu vientre o pancita es picuda, recogida y aún conservas la cintura, es probable que esperes un hombre. Si tu vientre es redondo, ancho y has perdido la cintura, seguro esperas una mujer.

11. Prueba del péndulo:
Usa una cadena de oro o plata con algún tipo de colgante pesado, libéralo de energía frotándolo en las manos de una tercera persona, ponlo en la palma de la mano de la persona embarazada sin tocarla de forma vertical y colgando, si éste se balancea hacia atrás y adelante esperas un niño. Si se balancea en círculos, es una niña.

12. Modelo de tus manos:
Cuando te piden o pides: “Enséñame tus manos”, si las muestras palma hacia arriba, esperas una niña. Si las muestras palma hacia abajo, esperas un niño.

13. Reacción de los niños:
Si tienes un niño cercano a la familia, si muestra interés es tu vientre maternos, esperas una niña, de lo contrario si la ignora, es un niño.

14. Comer ajo:
Adivina el sexo del bebé por el consumo de ajo en tus comidas. Si el olor se filtra fuera de tus poros es un niño. Si no hay olor, es una niña.

15. La prueba de la llave:
Si se cae una llave y la recoges o te ponen desprevenida a recogerla, si la levantas por el extremo redondo, esperas un niño. Si la levantas por el extremo largo, es una niña.

16. Números pares e impares:
Si tu edad y el mes de concepción ambos son pares o impares, seguro esperas una niña. Si ya sea tu edad o el mes, alguno de los dos es impar o par respecto al otro, es un niño.

17. Pulsaciones o ritmo cardíaco del bebe:
Si el corazón del bebé late más de 150 veces por minuto, estás embarazada de una niña. Menos de 150, es un niño.

18. Prueba de esfuerzo:
Al momento de la fecundación, el sexo del bebé será correspondiente al sexo de alguno de los padres que tenga menos estrés en ese momento, si la madre lo fue, entonces será niña, o viceversa.

19. Significado de los sueños:
Si sueñas con tener una niña durante el embarazo, seguro tendrás un niño o viceversa.

20. El tamaño del pecho:
Si tu pecho derecho es más grande que el izquierdo mientras estás embarazada, tienes una niña. Si la izquierda es más grande, es un niño.

Comments