A donde quiera que vaya, llevo mi dosis de Vitamina C para no enfermarme...
A donde quiera que vaya, llevo mi dosis de Vitamina C para no enfermarme…

Nos pasamos meses deseando unas vacaciones, tardamos días planeándolas y cuando finalmente llega la fecha sería el colmo enfermarnos en el lugar al que vamos, no encontrar las medicinas indicadas y no gozarte nada.

La semana pasada salí de viaje y no me sentía del todo bien los días antes, tenía miedo de irme y enfermarme allá; las defensas tienden a bajarse cuando reduce tu nivel de estrés y cuando cambias de clima y ambiente, así que hice todo lo que pude para preparar el cuerpo y la salud para viajar, me metí a investigar y me orienté para hacer todo correctamente, guardé la información más práctica que encontré y todo lo puse en práctica antes del viaje.

El cuerpo y la salud van de la mano, si el cuerpo es cuidado, la salud será óptima, así que aquí les comparto todo lo que hice para prepararme antes del viaje y evitar que pasara lo que no quería:

  1. Puse en práctica los 5 consejos clave para subir las defensas y traté de mantenerme pendiente de cumplir cada uno de ellos previo al viaje. Esto debería ser parte del estilo de vida de cada quién, no una salida de emergencia.
  2. Las enfermedades se previenen, no se atacan a última hora. Esperar al último momento es lo menos aconsejable, el cuerpo debe prepararse, las defensas deben subirse con tiempo, no cuando ya nos sentimos mal, por eso hay vitaminas -como la C-, que deben ser parte de la dieta y rutina diaria.
  3. Estar consientes si vamos a un lugar que ponga en riesgo nuestra salud. En mi caso el aire acondicionado me da alergia y eso me hace perder la voz o tener síntomas como nariz llorosa, ardor de ojos y garganta reseca. No confundas unos síntomas con otros, no es lo mismo una alergia que un virus o una bacteria.
  4. Seguido al punto anterior, prepara un botiquín con las medicinas básicas en caso crees que estás vulnerable. Lleva acetaminofén o aspirina, desinflamatorio, medicina para síntomas del estómago por si lo que comes y bebes puede caerte pesado, y no olvides el antialérgico también antes que una alergia se complique y sí te enferme. Los básicos como alcohol y antibacteriales es posible que los consigas con más facilidad.
  5. No dejes de tomar tus vitaminas estando de viaje, llévatelas para mantener altas las defensas y aún así, sigue tomándolas al regreso porque nunca sabes si pudiste contraer algún resfriado o virus.

 

Finalmente fui y regresé sintiéndome nítida, como que nada, un poco más cansada y afónica porque el aire inevitablemente me seca las vías respiratorias, pero nada que no pueda ser pasajero si sigo tomando con constancia mi Vitamina C + Zinc, yo elijo la de Redoxon porque su sabor es rico y puedo llevarlas a todos lados sin tener que llevar un gran bote en la maleta y ahorrar así espacio.