No sabemos cuándo nos vamos a enfermar pero sí sabemos cómo prevenirlo. Instagram @mundo_de_mama.
No sabemos cuándo nos vamos a enfermarnos pero sí sabemos cómo evitarlo. Instagram @mundo_de_mama.

No sabemos con certeza cuándo vamos a enfermarnos, pero sí sabemos qué nos hace más propensos a enfermarnos, por eso es mejor protegernos para evitarlo. Yo desde que soy más consiente de mi salud, trato de poner más atención en mi estilo de vida para evitar caer en cama y que una enfermedad se interponga en mis planes o mi rutina de mamá.

Tomar vitamina C y Zinc refuerzan nuestro sistema inmunológico y suben las defensas, pero también hay que tomarlos de manera constante y preventiva para evitar todas las posibles amenazas comunes que ponen en riesgo nuestra salud; lo más aconsejable es tomar una dosis diaria si estamos en cualquiera de las siguientes situaciones o si estamos próximos a alguna:

  1. La temporada de infecciones virales: hay temporadas en que algunos virus están más presentes en el ambiente, por ejemplo, el virus de la influenza brota entre los meses de octubre hasta mayo, por eso es importante preparar el cuerpo previo a esta temporada y evitar ser contagiados.
  2. La mala nutrición: si no llevamos una dieta balanceada, alta en vitaminas y minerales, nuestro sistema inmunológico se sentirá debilitado, por lo tanto nuestras defensas estarán bajas y como consecuencia nuestro cuerpo estará propenso a contraer cualquier enfermedad.
  3. La edad y el envejecimiento: las personas mayores de 65 años están más predispuestas a contraer enfermedades, su cuerpo se encuentra más debilitado por los signos de la vejez, por eso es importante tener más cuidado con los ancianos y evitar exponerlos, ellos se enferman con más facilidad, así como los niños.
  4. El estrés: hay situaciones del día a día que nos drenan hasta la última gota de energía que teníamos, nuestro cuerpo pasa de un estado de alerta a un estado de recesión, nos baja la adrenalina y es aquí cuando se asoman los síntomas de una enfermedad porque nuestro sistema inmunológico está por los suelos.
  5. La contaminación del ambiente: hay ciudades y lugares que nos enferman por el nivel de contaminación que hay en el ambiente, nuestro sistema respiratorio y sistema inmunológico tienen que trabajar el doble por mantenernos blindados de alguna enfermedad pero este estado de emergencia también llega a una crisis y es cuando caemos en cama con un resfrío que luego se puede complicar por las bacterias.
  6. Viajar: parece mentira pero viajar también nos enferma, desde que subimos al avión y respiramos el aire reciclado de la cabina y llegamos a una ciudad donde las condiciones climáticas son otras, nuestras defensas trabajan el doble, el sistema inmunológico se debilita y entonces nos enfermamos.
  7. Dejar de hacer deporte: este es mi caso, cuando dejo de entrenar para una carrera y bajo mi rendimiento, mi cuerpo deja de mantener altas las defensas y como consecuencia estamos vulnerables en contraer cualquier virus o bacteria porque dejamos de eliminar toxinas, producir endorfinas y eliminar estrés.
  8. Por contagio: los niños son expertos en contagiarse y contagiarnos en casa por compartir lo que comen y toman, pero sobre todo por compartir el lugar donde probablemente hay otro enfermo -el colegio-, lo que los hace más propensos a enfermarse o enfermarnos por la cercanía.

 

Estas son las amenazas más comunes, obviamente existen más, sin embargo son las más frecuentes, las que más fácil podemos identificar y las que podemos evitar a toda costa si rutinariamente tomamos Vitamina C y Zinc, que en mi caso trato diariamente de tomar en un vasito de agua con un Redoxon, el suplemento que combina los dos en una sola dosis.

Ahora ya lo saben, así estamos más consientes de nuestra salud y evitamos enfermarnos, porque una casa con una mamá en cama es una casa en crisis, y es eso precisamente lo que no queremos y de lo que estamos huyendo.

 

~N~