Home Bebés ¿Cómo cuidar a tu bebé recién nacido?

¿Cómo cuidar a tu bebé recién nacido?

 

Por: Nancy Chang

Para Mundo de Mamá

 

Tengo 8 días de haber dado a luz a mi segunda hija por cesárea programada, y lo que logro recordar por el efecto anestésico de la cirugía es que todo el momento del parto fue lleno de ansiedad, nervios, miedo, incomodidad por la cirugía, doctores que trabajaban sobre mí, bajadas y subidas de presión, pero sobre todo fue lleno de emoción profunda al escuchar el llanto de mi hija al nacer seguido por un calor profundo que me invadió al bajar la adrenalina de mi cuerpo y pensar dentro de mí “ya nació, y viene completamente sana!”.

Llegaron los primeros días de recuperación en el hospital, y al tercer día me fui a casa con mi pequeñita, tenía en mente los cuidados de un recién nacido basados en mi experiencia con mi primer hija, sin embargo, más de algo siempre se olvida, así que retomando la práctica, quise enumerar algunos de los cuidados esenciales para el recién nacido durante las primeras semanas que mi pediatra me compartió y que yo tenía de experiencias pasadas:

 

Comfort

1. Procura tener el mayor contacto físico posible con tu bebé, piel con piel, abrázalo lo más que puedas, recuerda que un bebé recién nacido no logra mal acostumbrarse o “amañarse” antes de los 3 meses de vida.

2. Después de alimentarle, sácale el aire de cualquiera de las formas correctas y recuéstalo sobre una frazada estirada ya sea boca abajo o hacia un lado.

3. Si en caso tu bebé presenta un llanto intenso, inconsolable y sin causa aparente aproximadamente 1 hora después de comer,  es muy probable que esté padeciendo de cólico, para aliviarle puedes darle de 3 a 5 gotas de SERTAL GOTAS.

4. Si tu bebé padece de muchos gases, puedes prevenirlo con ESPAVEN PEDIÁTRICO GOTAS, dale de 5 a 10 gotas 3 veces al día.

5. Si notas a tu bebé molesto o incómodo y además no ha evacuado o defecado en todo el día, es probable que tu bebé esté estreñido. Para evitar esto es recomendable que uses supositorios de glicerina o supositorios SENOSIAIN en forma larga, con esto le estimularás y seguramente defecará.

6. La temperatura promedio en el ambiente o dormitorio del bebé, debe ser de 27 grados Celsius, de modo que así se sentirá más a gusto con la temperatura.

 

Alimentación

1. Si vas a optar por alimentarlo de leche materna, considera tomar el tiempo en que vas a lactarlo, 10 minutos en cada pecho por tiempo de comida es lo apropiado para iniciar, de modo que más de ese tiempo estarías dañando tus pechos y corres el riesgo de agrietamientos o sangrado en los pezones. Si ya te has dañado los pezones por el PH o acidez de la saliva de tu bebé, opta por usar lanolina HPA o crema Kamillosan, de modo que así lograrás cicatrizarlos y no causará daños al bebé al momento de tener contacto con dichos cicatrizantes.

2. Alimenta a tu bebé en cada toma con el pecho en que terminaste la toma anterior, es decir que si iniciaste con el derecho y finalizaste con el izquierdo entonces la próxima toma iniciarás con el izquierdo y finalizarás con el derecho, de modo que lograrás vaciar correctamente tus pechos y regular la producción de leche materna.

4. En caso de que necesariamente vayas a alimentar a tu bebé con fórmulas, considera alguna de las siguientes marcas como Enfamil Premium 1, SMA Gold, Similac Advance 1 o Nan 1, diluyendo por cada onza de agua una medida de leche.

5. Procura alimentar a tu bebé recién nacido cada 3 horas, de modo que estarás formándole un patrón, horario o rutina. Si te pide antes, entonces ofrécele un poco de agua pura hervida, y si continúa durmiendo, no le despiertes, la próxima toma tendrá más hambre y tú lograrás espaciar más las tomas.

6. Cuando alimentas a tu bebé de leche materna, el aspecto de sus evacuaciones es de color amarillo mostaza, y seguramente lo hará después de cada alimento; en cambio, cuando tu bebé se alimenta de leche en fórmula, es muy probable que se estriña y sus evacuaciones son un poco más duras y de color amarillo verdoso.

 

Higiene

1. El hipo, los estornudos, los estremecimientos, la nariz constipada y el que hagan “viscos” son normales en los bebés recién nacidos.

2. Procura bañar a tu bebé a diario, mejor si es durante la noche para que se relaje y te duerma por más tiempo, usa un jabón líquido para bebé. Mientras le estás bañando usa una toalla sobre su cuerpo, de modo que no se sentirá tan desprotegido mientras le cae el agua directamente a su piel, y empieza a mojar de sus pies hasta terminar en su cabeza, así no se asustará tanto y le encontrará el gusto a la sensación del baño.

3. Puedes limpiar el muñón umbilical o lo que será próximamente su ombligo, circuncisión u orificios de aretes cuantas veces sea posible, con un poco de alcohol, o bien con crema cicatrizante de neomicina, NEOBOL. Cubre el ombligo con gasa estéril hasta que solo se le caiga en aproximadamente siete días. Después de que esto suceda, es común que salga cierta cantidad de sangre en el transcurso del primer mes de vida. Evita usar ombligueros, ya que éste solo mantendrá húmedo el ombligo y aumentará el riesgo de infección. Un ombligo entre más ventilado esté, más rápido sanará.

4. Evita arropar en exceso a tu bebé y procura que no sude ya que esto ocasionaría “sarpullido” y otras irritaciones en la piel que le podrían predisponer a otras infecciones de la misma.

5. Para el cambio de pañal, usa torundas de algodón y agua pura para limpiarle el área genital. A esta edad aún no es apropiado usar toallitas húmedas. Para evitar rozaduras, usa vaseline en toda el área para mantenerla protegida y humectada, si en caso aparecen rozaduras, usa cremas con óxido de zinc tipo DESITIN.

6. En el caso de que tu bebé haya sido niña, las mujeres tienden a presentar un desecho vaginal blanquecino los primeros días de vida y a veces hasta con estrías sanguinolentas. Esto es normal y se debe a la deprivación de las hormonas maternas.

7. Usa un hisopo con aceite para bebé para limpiar los pies de tu bebé en el área entre los dedos, así como también en el pabellón de su oreja, de modo que así eliminarás todo rastro de agua que quede luego del baño y evitarás la aparición de hongos.

 

Recuerda: un bebé recién nacido no necesita más que ser alimentado, limpiado y mimado, por eso hazlo cuantas veces te sea posible, sus necesidades son básicas en este momento, y tu bebé no se “amañará” o mal acostumbrará de que lo cargues y arropes durante los primeros 3 meses, ya que esto le hará sentirse cómodo como en tu vientre materno.

 

 

 

Comments

  1. Alberto says:

    Las gotitas de espaven se le dan directas en su boca o se diluyen con la leche o agua