Por: Nancy Chang

Para Mundo de Mamá

 

Como bien he dicho en notas anteriores, no todos los asientos son para todos los niños, en este caso conoceremos un poco más acerca de cómo colocar correctamente el porta bebé o silla de carro para un bebé recién nacido, y la importancia de por qué éste debe ir viendo hacia la parte trasera del auto por cuestiones de seguridad.

El lugar más seguro para que el niño viaje en un vehículo es el asiento trasero, donde él debe ir sentado en un asiento de seguridad o porta bebé colocado mirando hacia atrás si es menor de 12 meses de edad o si su peso no llega a los estándares. En el evento de un choque, el asiento de seguridad colocado mirando hacia atrás protege la cabeza, el cuello y la columna vertebral del niño. Mantén a tu niño en el asiento de seguridad y en esa posición por el mayor tiempo posible y de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

 

Tipos de asientos

 

Asiento de seguridad para bebés (mirando hacia atrás solamente)

Los asientos de seguridad “para bebés” o porta bebés, solo se pueden usar en posición mirando hacia atrás. Estos tipos de asientos están diseñados para ser trasportables y, por lo general, son más livianos y más fáciles de trasportar que los asientos de seguridad diseñados para niños de mayor edad. Puedes encontrarlos como parte del carruaje o cochecito que adquieras para tu bebé dentro del “travel system”.

 

Prácticas óptimas

Cuando tu niño crezca lo suficiente como para dejar de usar el asiento de seguridad para bebés o porta bebé, pásalo a un asiento convertible, 3-en-1 o Todo-en-uno colocado mirando hacia atrás. Generalmente estos asientos tienen mayores límites de peso y altura para la posición mirando hacia atrás que te permiten mantener a tu niño en esa posición por más tiempo. Si un bebé menor de un año crece o tiene mucho peso como para ir sentado en un asiento de seguridad solo para bebés o porta bebé, es recomendable que lo pases a un asiento de seguridad con mayores límites de tamaño para viajar en la posición mirando hacia atrás.

 

Convertible

Con los asientos de seguridad convertibles se tiene la ventaja de usar una sola silla tanto para la posición mirando hacia atrás como mirando hacia delante a medida que el niño va creciendo. Lee detenidamente el manual, y recuerda que el niño debe continuar usando el asiento mirando hacia atrás hasta que alcance el límite máximo de peso o altura permitidos antes de cambiarlo a la posición mirando hacia delante.

 

Todo-en-uno o 3-en-1

Los asientos Todo-en-uno y 3-en-1 ofrecen la ventaja de usar el mismo asiento para las siguientes posiciones: colocado mirando hacia atrás, colocado mirando hacia delante con un arnés y asiento elevado.

 

Lleva a tu niño en el asiento de seguridad colocado mirando hacia atrás por el mayor tiempo posible, de acuerdo con las instrucciones del fabricante del asiento de seguridad. Está bien si el niño continúa viajando en esa posición si tiene dos años o más y todavía cabe en el asiento de seguridad colocado mirando hacia atrás. Asegúrate de verificar los límites de peso y altura correspondientes para ese asiento. Esa información se encuentra impresa en las etiquetas que vienen con el asiento de seguridad y en el manual.

 

Vía: SafeCar.gov