Home Embarazo y maternidad Elegir el nombre de tus hijos

Elegir el nombre de tus hijos

 

Por: Macarena Corlazzoli

Para Mundo de Mamá

 

¿Cómo eligieron el nombre de sus hijos?   ¿Hicieron listas interminables con su pareja o por separado y luego fueron eliminando los que no coincidían?   ¿Tenían alguna preferencia desde antes?

Yo desde adolescente, les dije a unas amigas que si algún día tenía un varón, se llamaría Santiago, por el Camino de Santiago, el cual acabábamos de hacer una exposición.  No era un nombre muy común, de mi generación solo conozco a uno, pero sobre todo tiene una historia esplendorosa.  Mi Santiago acaba de cumplir tres años y solo en su grado son 5 chicos con el mismo nombre, la mayoría de varones de esa generación se llaman Sebastián o Santiago, vaya que quería irme por original!

Para mi segundo embarazo ya tenía elegidos los nombres, tanto si era niña – Pía– o varón – Joaquín o Maximiliano.  Mi esposo quería María Pía pero mi hermana se llama María Paz y lo encontraba muy similar.  En casa ya tenemos a Graziana, Luciana y Rossanna con lo cual ya suficiente relajo en el momento de hablar de una u de otra como para agregar más confusiones.  Nunca había oído una Pía en la ciudad en que vivo y en un cerrar y abrir de ojos ya he oído de seis, vaya nuevamente querer ser original!

Mi esposo lleva el mismo nombre que su abuelo y su padre y él mismo se negó a ponerle ese nombre a nuestro hijo, argumentando que es querer trasmitir la misma personalidad al niño y que puede ser una carga bastante pesada a lo largo de los años.

Siempre hay modas en los nombres, por algo existen las listas de los 100 nombres más comunes cada año.  Recuerdo cuando la beba de unos amigos españoles le pusieron Emma, varios comentaron que por qué eligieron un nombre anglosajón si en castellano hay preciosos nombres.  Lo mismo acabo de leer en un articulo del País de España en donde se critica la originalidad de Paz Vega, al ponerle a sus hijos Orson, Ava y Lenon.

En Bélgica en donde estudié la universidad, según el nombre podías saber si la persona venía de cierta nobleza, a qué colegio había ido y demás. Cuando estaba por allá se pusieron muy de moda los nombres a lo Shakespeare – Romeo, Hermione, Imogene, Isolde y Tristán era los Santiago y Sebastián de unas generaciones atrás, supongo.

Lo más divertido es que entre los Santiagos de la clase se llaman por el apellido.  Vaya uno se revuelve la cabeza para buscar un lindo nombre para que los chiquitos se llamen por el apellido al final de cuentas.  Aquí es muy común ponerle sobrenombres a los chicos, con lo cual un amigo que se llama José Luis mucha gente lo conoce por Pablito (porque se parece a Pablo Mármol) supongo que a los padres no les debe venir muy en gracia.  Les confieso que en casa no estaban muy convencidos con Pía porque sonaba más a apodo y no tanto a nombre, y siempre se les venía la canción de los “pollitos cantan pío pío pío….” Pero a mí me encanta por ser un nombre tan corto, le vino mano al guante al ser ella una bebita miniatura que pesó 3 libras al nacer, tal para cual desde el inicio.

Bueno pero ustedes cuéntenme cómo eligieron el nombre de sus hijos?

Macarena Corlazzoli, de origen italiano-uruguayo, casada con un guatemalteco y geógrafa de corazón. Es mamá de un pequeño de casi 3 años y una bebé prematura. Trabaja a medio tiempo en temas de política pública relacionados con temas estadísticos, geográficos, catastrales e imágenes satelitales, imparte clases en la universidad y el resto de tiempo se la pasa entre fisioterapias para su hija pequeña que ya cumplió un año, o persiguiendo a su hijo mayor. Desde que es madre, entre las siestas de los niños y las cortas noches, se ha impregnado en el mundo de los blogs, la fotografía, Pinterest e imaginariamente le encantaría coser vestidos, rehacer cada rincón de la casa, estudiar diseño y decorar divinas tortas. Le encanta viajar por el mundo, visitar a sus hermanos y amigos repartidos en las cuatro esquinas del mundo, leer libros de cocina, bailar, hablar fuerte y ser franca.

Comments

  1. Manelly says:

    Nosotros desde que eramos novios dijimos que si teniamos una niña la llamaríamos María de los Angeles, pero cuando ya estaba embarazada y deciamos que asi se llamaría todos le decian Marielitos, y yo no queria que le dijeran asi, entonces cambiamos el nombre, le quitamos una “a” y juntamos el nombre “Mariangeles” así logré que le dijeran su nombre completo, pero siempre hay alguien que le dice Marielos, aunque mi hija se voltea y dice, Mariangeles me llamo :D

    1. María de los Angeles, precioso nombre y por lo que veo se salieron con la suya. Me encanta que ella misma los corrija.

  2. Claudia says:

    En mi caso, siempre dije que el día que tuviera una niña se llamaría Guillermina, siempre me pareció un nombre muy dulce y poco común. En mi primer embarazo el nombre de niña ya estaba definido y ambos deseábamos que fuera niña. Pero resulto varón, así que elegimos el nombre Facundo, me gustaban las características que se identifican con el nombre.
    Dos años después vino mi tan deseada Guillermina, nombre que a muchos en la familia no gusto mucho en su momento, pero ya se han ido acostumbrando y ella se ha encargado de conquistar a todos con su simpatía.
    Saludos desde Uruguay!

  3. Sabrina Díaz says:

    Hola Macarena no se si se recuerde de mi soy Sabrina Díaz trabaje en el INE con la Licda. Goldin en comunicación y le cuento que ya tengo un hijo de 2 años y con lo del nombre si pense mucho porque no queria que se repitiera tanto dentro de la familia y se llama Christian Rafael, pñues en la familia no hay Christian ahora Rafael solo uno él papá que usted tambien lo conocio en el trabajo.

    Me da gusto saber de usted cuidese mucho y a sus hijos también, saludos.

    1. Gracias Sabrina, sefuro le dirán Rafa dentro de unos años.

  4. Celia says:

    En mi familia se han repetido los nombres por generaciones, a veces se saltan una generación pero luego vuelven. Mi tesoro se llama Diego Marcelo, Diego (aunque común) es corto, fácil de recordar cargado de una serie de fuertes sentimientos; Marcelo, (como mi abuelo) suena un poco más sonoro y fuerte y juntos, definen al niño de mis sueños. Difícil si fue escogerlo pero ahora puede ser Dieguis, Guin, Dieguito, Marchelo, Marce, el Chelo y el más reciente (que no es su apellido) El Colocho, así que… espero con el tiempo en el colegio llegue al apellido o al nombre.
    Saludos…

    1. Diego, a mi me encanta, pero me recuerda a un antiguo novio, así que no era opción.