Discusiones que giran en torno de los mismos temas o recordar como negativo el momento en que se conocieron son algunos síntomas que anuncian el fin de una pareja.

Los motivos por los cuales una pareja se divorcia pueden ser muchos, pero hay señales que los predicen, para bien o para mal.

Por eso, a continuación va una guía que puede servirte para que sepas en qué condiciones se encuentra tu matrimonio y, en caso de verse reflejado, cambiar las cosas para que el matrimonio no desencadene en un divorcio.

Para el terapeuta de parejas estadounidense John Gottman, los factores que predicen la separación matrimonial, y que reproduce el diario chileno La Tercera, son los siguientes:

* Cuando la relación de pareja presenta más interacciones negativas que positivas.

* La presencia de estas actitudes indica que la relación se encuentra en estado terminal.

* Las discusiones que giran siempre alrededor de los mismos temas y que no arrojan resultados positivos.

* Cuando todo lo que se dice, es mal interpretado o visto como una agresión.

* Que se recuerde de mala manera el pasado y, sobre todo, el momento en que se conocieron.

* Cuando el más mínimo problema genera una discusión que, muchas veces, hasta puede tener síntomas violentos.

* La poca comunicación y la ausencia de actividades en común.

* Al compañero sólo se le ven los defectos y se ignoran sus aspectos positivos.

* Interés por otra mujer u hombre.

* Descuido hacia la pareja o hijos incluso.

* Disfrutar más el tiempo estando lejos de la pareja, que estando cerca de él o ella.

* Falta de comunicación y disposición para escuchar a la pareja.

Si te identificas con varias de estas señales es importante que les prestes atención y que busquen ayuda matrimonial, orientación y terapia de pareja para resolverlas lo antes posible, un matrimonio es de dos y si hay hijos de por medio los daños serán más prolongados.

La mayoría de parejas no agotan hasta el último recurso por reconciliarse, muchos por adoptar una actitud derrotista, cómoda, fácil o incluso a la ligera. El divorcio es comparado tan doloroso como la muerte de un ser querido, el duelo de una pareja; puede que con el tiempo sanen las cosas pero quienes sufren las consecuencias son los hijos que haya de por medio.

Si quieres rescatar tu matrimonio pon atención a las señales antes de que sea demasiado tarde, actúa y habla con tu pareja acerca de invertir tiempo en solucionarlo, muchas veces la mayoría de problemas tienen solución, siempre y cuando exista intención por cambiar, y perdón.

Comments